top of page
  • Foto del escritorEddie A. Rosa Fuentes

Sermón: Mi dignidad va más allá de mi humanidad

Actualizado: 23 may 2022

Sermón predicado en inglés en la Capilla Augustana de la Escuela Luterana de Teología de Chicago.


7 de febrero de 2022

 

Marcos 7: 24-30 Levantándose de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón; y entrando en una casa, no quiso que nadie lo supiese; pero no pudo esconderse. Porque una mujer, cuya hija tenía un espíritu inmundo, luego que oyó de él, vino y se postró a sus pies. La mujer era griega, y sirofenicia de nación; y le rogaba que echase fuera de su hija al demonio. Pero Jesús le dijo: Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos. Respondió ella y le dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos, debajo de la mesa, comen de las migajas de los hijos. Entonces le dijo: Por esta palabra, ve; el demonio ha salido de tu hija. Y cuando llegó ella a su casa, halló que el demonio había salido, y a la hija acostada en la cama.

 

Hoy estaré predicando bajo el tema: Mi dignidad va más allá de mi humanidad.


Que las palabras de mi boca y las meditaciones de mi corazón respondan a la justicia de Dios y al desarrollo de la hermandad de Dios.


...


La semana pasada estaba hablando con une amigue y mentore. Me estaba contando una historia de su experiencia en uno de sus cursos de seminario. Elle, que nació y se crió en un país hispanoparlante, vino a estudiar en un seminario de habla inglesa. Para su primer curso, elle necesitaba seleccionar una fecha para hacer una presentación oral, y seleccionó la semana que le seguía para presentar. Asombrado, el profesor exclama sobre elle presentando la siguiente clase, a lo que elle responde: "I just want to get rid of the class." Que puede ser traducido como "Yo solo quiero salir ya de esta clase."


Posiblemente, te estés imaginando la cara del profesor.


Por favor imagínate la cara de perplejidad le estudiante ya que lo que elle queria decir era que quería sacar la presentación del paso. En ese momento le estudiante entendió que el comentario que hizo tiene un sentido peyorativo.


Literalmente se confundieron en la traducción.

***


En los paises de America, formado por Abya Yala y la Isla Tortuga, previo a la colonización, muchas comunidades ya tenían su propia idiosincracia y cosmología, además de tener su propio “sistema” político, económico, religioso, a falta de mejor palabra, ya que no ordenaban su mundo de manera similar al occidente.


Les Abyayalenses y Tortugueñes tenían, además, su propia comprensión de lo que significa vivir en este cuerpo "humano" en particular. Recuerdo a una amiga, Prairie Rose Seminole, mientras le hablaba de mi proyecto doctoral, explicandome que en su comunidad quienes utilizan el idioma Lacota, entienden esta al "humano" como "Espíritus Encarnados".

Sin embargo, a partir del 1492, luego de un debate bastante largo, en el que Bartolomé de las Casas y Juan Ginés de Sepúlveda estuvieron involucrados, aunque no fueron los únicos partícipes del mismo, los colonizadores le dijeron a las comunidades indígenas y africanas si eran humanos o no. Lamentablemente, con la imposición de esta nueva narrativa y la erradicación de los discursos de nuestres antepasades, comenzamos a creer que en realidad éramos humanos.



Ahora, déjame contarte sobre una madre soltera. Una madre que tenía una hija enferma, o como ella lo describía, endemoniada. Pero como muchas otras madres, está es de las madres que hace cualquier cosa por sus hijes.


Esta madre no era judía en un espacio en donde los judíos tenían el poder. Ella era en realidad de la región de Siro, en particular Fenicia. Por eso la llamamos la mujer sirofenicia. Era como una mujer de negra en un mundo blanco, una persona queer en un mundo cis-heterosexual, era como una persona indocumentada en la sociedad estadounidense actual.


Ella era, de acuerdo a los judíos en ese tiempo, menos que ellos.


Y permítanme decir que... Jesús era judío.


Ella era tan inferior a ellos, que la respuesta de Jesús a su petición fue un insulto. Él la llamó perra. Pero no es como las perras que hoy tenemos en nuestra casa que salen disfrazados en Halloween. Esta perra no es la perra de la familia nuclear compuesta por mamá, papá, hijo, hija y… ya sabes quién viene después… sí, un perro.


La realidad es que esta perra está más relacionada con perro callejero (o sato, como decimos en Puerto Rico), o si usamos la jerga de hoy este perro es sinónimo de una palabra de cuatro letras que comienza con la letra P.


Permitanme usar el título del libro de la Rvda. Stephanie Buckhanon Crowder “Cuando mamá habla…” Cuando mamá habla... ¡jummm!, hasta Jesús se pone los pantalones en su sitio.


Y quiero prestar especial atención a eso que mamá dijo... ella dijo: “Sí, señor; pero aun los perrillos, debajo de la mesa, comen de las migajas de los hijos.”


Jummm….



Permíteme leer esto de nuevo, "Sí, Señor; pero aun los perrillos, debajo de la mesa, comen de las migajas de los hijos".


¿No te parece interesante este contraargumento al insulto de Jesús? "Incluso los perros..." Me pregunto por qué no dijo... "¡Oye! ¡Oye! ¡Oye! NO SOY UNA PERRA, SOY HUMANA". Pero ella dijo "Incluso los perrillos..."


Algunos académicos llaman a esta respuesta el nucleo retórico de su argumento considerándolo como un argumento autocrítico. El hecho de que tomemos esto como una estrategia retórica y no como un contraargumento creíble también es interesante. ¿Por qué entendemos esto como autocrítico? Como académique decolonial, necesito hacer esta pregunta. ¿Quién nos dijo que el ser humano está por encima de todo?


Excepto Dios, por supuesto. Y claro está... Queen B... Beyonce.


Sin embargo, la única razón por la que entendemos que este argumento es autocrítico es porque en realidad no podemos aceptar que les humanes y les canes puedan tener la misma dignidad, y consideramos la humanidad por encima del resto de la creación. Consideramos que los perros son inferiores. Entendemos que hay cosas tales como no-humanos. Pero, ¿qué nos hace tan humanos en primer lugar?


En Aberrations in Black, Roderrick Ferguson “Extiende la interrogación de lo humano como una tecnología de racialización”. Y lo extiende cuando usa este argumento “para mostrar cómo la ciudadanía, la moralidad y la humanidad de los sujetos negros depende de su sumisión a las regulaciones sexuales.” (ver Chen & Luciano, Queer Inhumanisms)

Para las personas cuir... para las personas negras... para las personas indígenas... para otras personas de color, lo humano se ha convertido en una tecnología de control. De tal manera que al creernos que somos humanos mientras los verdaderos al tratarnos como si no lo fuéramos, se nos pone en situación de debilidad. ¿Por qué? Porque ahora tenemos que demostrarle a los inequívocamente "humanos" que en realidad somos humanos.


Sin embargo, la mujer sirofenicia no estaba bajo el control de lo humano, ni de los judíos, mejor dicho, Jesús. Ella, como persona de color... como persona queer... como indocumentada, estaba consciente de que su dignidad estaba más allá de su humanidad. Ella dijo: "Soy una la palabra con P, ¿y qué?"


¡Voy a comer!


Gloria Anzaldua, en Borderlands/La Frontera, nos recuerda que la deshumanización es una oportunidad para redefinir lo que significa vivir en este cuerpo.


La mujer sirofenicia no iba a perder el tiempo en discusiones sin sentido. Ella tenía claro lo que quería, estaba clara en su experiencia, ella tenía fe en sí misma.


Tenía una espiritualidad incluso más allá de la espiritualidad judía, ya que no era judía, y con todo y eso nunca fue evangelizada por Jesús para convertirse en su seguidora.


Su dignidad estaba más allá de cualquier política de identidad que la sociedad pudiera haberla enganchado para tratar de crear un argumento. Ella estaba clara, ella no era humana.


¿y sabes qué? Su hija fue sanada… , ella no era humana… y comió.


De todos modos, quizás te preguntes qué pasó con la historia de mi amigue y su profesor. Bueno, las palabras importan, proporcionan visiones del mundo.


Los espíritus encarnado y los humanos son cosas diferentes.


Además, ahora puedo decir que "Me ya salí de la predicación y la capilla".

Comments


bottom of page